24 Septiembre, 2014
/

No le tenga miedo al crédito

A pesar que el crédito está pensado como un modelo de negocio, los beneficios que puede aportarle al usuario superan sus costos.

El crédito está diseñado para servir de plataforma autoadministrable de un sistema de consumo particular, lo cual además de brindarle libertad financiera al usuario para adquirir bienes y servicios, le permite generar una confianza financiera frente a la entidad prestante, para así obtener nuevos y mejores préstamos en el futuro.

Un manejo acertado de sus créditos le da al cliente la posibilidad de acceder a diversidad de opciones financieras; el crédito es una excelente opción para obtener liquidez para cubrir una necesidad que de otro modo sería muy difícil solventar, como lo es por ejemplo, pagar una carrera universitaria, comprar vivienda, montar un negocio, entre otras.

No hay que tenerle miedo a la deuda, ya que esta habla bien de aquel que la sabe manejar, permitiéndole obtener credibilidad financiera y crecimiento económico a largo plazo. Sin embargo, es necesario que sea precavido y tenga claro que no se debe solicitar más dinero del que pueda pagar, y debe hacerse antes tres preguntas claves: ¿Realmente necesito ese dinero?, ¿Lo necesito en este preciso momento?, ¿Puedo pagarlo en las cuotas y con los intereses estipulados?, si su respuesta a estos interrogantes es positiva, entonces usted no tendrá ningún problema al tomar un crédito.

Además, antes de solicitar un préstamo, es conveniente verificar la tasa de interés a través de una simulación en una tabla de amortización propia, para luego compararla con el simulador de la entidad, esto le permitirá aclarar inconformismos y tomar una decisión acertada.  

Luego de adquirir un crédito, la mejor manera de llevarlo exitosamente es pagar las cuotas a tiempo para así evitar la mora, atendiendo las deudas de mayor a menor interés en su orden. De igual manera es recomendable no solicitar préstamos para consumo no durable, tales como alimentación o vestido, sino para inversiones a largo plazo como educación o vivienda.

Finalmente, si considera que no puede sobrellevar el pago de un crédito en un momento dado, no busque solicitar un nuevo crédito para cubrir el anterior sino que más bien estudie las opciones de refinanciación que su entidad le ofrece, le llevará menos tiempo y muy probablemente menos dinero.

Anuncio

Indicadores

Revista Fondecor

Nueva revista
Fondecor